El Centro de Atención Infantil Temprana de APROSMO cumple 10 años

La Delegación de Salud, con el fin de descentralizar y mejorar la actuación sobre aquellos niñ@s afectos de alguna Discapacidad en periodos comprendidos entre los 0 y 6 años, firma un acuerdo con los diferentes Ayuntamientos de la provincia con el fin de establecer Centros de Atención Infantil Temprana (CAIT), que puedan dar respuesta a las necesidades de esta población infantil, evitando el desplazamiento de sus familias a Granada capital. Además la puesta en marcha de este servicio permite establecer un plan de actuación directa sobre el niño, la familia y el entorno, principalmente el escolar.

El 1 de noviembre de 2006 se produjo la firma de este acuerdo entre la Delegación de Salud y los Ayuntamientos, los cuales, al no disponer, la mayoría, de los recursos materiales y humanos para la prestación del servicio, acuerdan firmar convenios con diferentes asociaciones de atención a Personas con Discapacidad Intelectual, para que sean ellas las que presten el servicio.

El número de atendidos se ha ido incrementando paulatinamente durante estos años, siendo en la actualidad superior a 100.

El futuro de este servicio es la firma de un concierto directamente con la Delegación de Salud, con un número total de plazas de 176, lo cual, unido a las plazas en régimen de privado, nos llevará a superar la cifra de más de 200 niños atendidos mensualmente.

La apuesta de la Administración Pública por el incremento del número de plazas, evitando las listas de espera, llevarán al CAIT, sin lugar a dudas, a ser el recurso de APROSMO con el mayor número de atendidos en el plazo de un año.

Necesidades de personal, así como de un nuevo centro, hacen del CAIT un objetivo de gran relevancia para APROSMO. La celebración de nuestro 10º Aniversario, con las expectativas presentes y futuras, redundan en un mayor motivo de felicidad.

El CAIT de APROSMO es el de mayor número de atendidos tras el centro de San Rafael en Granada.

LA EXPERIENCIA DE LOS PROFESIONALES

El CAIT, un servicio que se presentó como algo realmente novedoso y que fue acogido por los profesionales a los que se le encomendaron tal tarea con mucha ilusión y ganas, fue realmente un reto.

Es cierto que en sus comienzos fueron pocas las plazas que fueron concertadas, pero bajo nuestro punto de vista, fue algo que nos vino muy bien, porque al igual que ha ido creciendo el servicio hemos ido creciendo nosotras, y no solo a nivel profesional, ya se sabe, la experiencia y el tiempo hace mucho más que todas las teorías que hemos leído y estudiado, pero que si no se llevan a la práctica se quedan en eso…en teorías, sino también a nivel personal.

Como profesionales del centro hemos intentado ponernos al día en todo este proceso de evolución que éste servicio ha ido manifestando durante todos estos años; ha sido realmente como un ser vivo, que crece y evoluciona, y nosotras hemos formado parte de tal proceso cuál microorganismos que conforman a ese ser vivo.

Como experiencias son muchísimas las que tenemos cada una de nosotras en nuestras vivencias, todas ellas con su “toque” especial, porque no olvidemos que nuestros clientes son niños, niños que a pesar de sus dificultades nos han proporcionado grandes recompensas. Es un  trabajo muy humano, donde es difícil separar lo profesional de la emocionalidad personal; acompañamos a estos niños y sus familias en un camino, nuevo para ellos y para nosotros, y de alguna manera, bajo nuestro punto de vista, llegamos a formar parte de ese día a día de cada una de las familias con las que nos relacionamos.

Nuestro deseo es continuar en esta pequeña aventura que parece ser que cada vez se hace más grande, así como seguir creciendo, recibiendo y aportando en este micro mundo en el que nos hemos embarcado…

Feliz 10º Aniversario!!!