Programa de Planificación Familiar

La prevención es uno de los objetivos prioritarios del servicio médico. Tras analizar que la planificación familiar en nuestras internas era algo que había que acometer, adaptándonos a las características de éstas, nos llevó a la conclusión de que tanto los anticonceptivos orales como los administrados por vía parenteral, nos podían conducir a errores, bien por la ingesta inadecuada del fármaco, olvidos o estancias de larga duración domiciliaria no planificadas.

El implante hormonal, que consiste en la colocación de una varilla en la cara anterior del brazo, por el servicio de ginecología del Hospital de Motril, ha venido a resolver esta cuestión. Es un método prácticamente inocuo que se realiza con anestesia local, bien tolerado por las usuarias y sin efectos secundarios a corto o largo plazo.

El implante hormonal tiene una duración de 3 años, cuando tras nueva valoración por el servicio de ginecología del Hospital de Motril, es retirado el anterior e implantado nuevo. Hablamos siempre de usuarias en edad fértil y sin una patología orgánica a nivel ginecológico asociada, que impida la realización de este método.

Durante el año 2016 se le ha practicado el “implante hormonal” a un total de 9 usuarias de Residencia “Luís Pastor”. Hasta el año 2019 no será necesario renovar dicho implante.